El gateo y la espalda

El gateo es el primer movimiento que utilizan los bebes para desplazarse. Sorprende ver como se mueven de un lado a otro a gran velocidad sin que sus rodillas, manos ni columna vertebral se resientan.

 

images(2)

Para un adulto se trata también de un movimiento armónico, simétrico y coordinado que libera a la columna del peso que soporta en posición erguida. Pero sus efectos, que se notan desde los primeros días, van más allá:

-Tonifica y fortalece la musculatura de la columna vertebral, de una manera simétrica y paralela, lo que permite corregir descompensaciones.

 

 

-Tonifica y fortalece la cintura escapular y pélvica, que comunican brazos y piernas al tronco.

-Mejora la elasticidad de tobillos y manos.

-Aumenta el riego sanguíneo al cerebro, debido a la posición.

-Ayuda en los procesos digestivos y mejora el movimiento peristáltico intestinal.

Para empezar con el gateo hay que ponerse a cuatro patas en el suelo, con las manos alineadasgateo con los hombros; las rodillas han de estar bajo las caderas y hay que distribuir el peso del cuerpo de manera uniforme y la cabeza debe estar erguida, intentando que los hombros y el cuello permanezcan relajados. Hay que empezar a gatear con movimientos relajados, trasladando el peso de forma fluida. Es recomendable gatear unos 5 minutos al día.

Algunos estudios demuestran, los beneficios de gatear en patologías de la columna vertebral como escoliosis… Existen diferentes ejercicios para que el gateo tenga efecto terapéutico. Si se tienen dolores en las rodillas, muñecas o se padece algún tipo de lesión es imprescindible consultar con un especialista.

Se puede encontrar más información sobre el gateo en la web de José Martínez: www.cienciadelgateo.es.